Cuando viajan los hijos, partir es crecer un poco

Les enseñamos a leer mapas, a correr por aeropuertos, a contemplar el mundo, a valorar otras culturas, a dormir donde se pueda y a disfrutar lo que se come.

Los llevamos de viaje, vacaciones, paseos, de la mano, corriendo atrás de ellos y paso a paso con los trancos largos que dan los adolescentes.

En los últimos años, peleamos para que aflojaran con los teléfonos pero tuvimos una cantidad de fotos alucinantes gracias a los avances de la tecnología. Se gana y se pierde. La vida avanza.

Y un dia, se van de viaje, solos.

Traicion. Orgullo. Dejar el nido con la mochila o el carryon al hombro.

Ese es mi pollo (porque polla suena mal en Espana, ustedes saben).

Y una vez mas, repasamos itinerarios y competimos con la tecnologia: “Lo tengo todo en Google maps”, “salve el itinerario en el chat”, “ya lo seeeeee”.

Igual hay consejos de los que ni la tecnologia te salva:

-Tene cuidado

-Abrigate

-No hables con gente rara (pero sacales una foto asi me contas)

-No tomes mucho (En US la edad para tomar es 21, en la mayoría del mundo es 18, así que se imaginan lo que pasa cuando estos chicos cruzan la frontera)

-Llamame cada vez que puedas. O cuando no puedas pero quieras. Llamame.

En nuestro caso, la prueba de fuego fue hace unos años cuando mi hija de entonces 21 se fue a estudiar un semestre a Italia. La propuesta era “conocer todo lo que se pueda” asi que cada fin de semana tenía un viaje pensado y el cielo era el límite.

El plan era unos días en Londres con un amigo y después a Roma y Ferrara, su destino final. Cargada hasta la pera y con su pasaporte europeo pero su cultura norteamericana tratariamos de llevar esa primer semana de la mejor manera posible, usando el Wifi para comunicarnos hasta que le dieran su telefono en Ferrara.

Llego a Londres y despues de unos dias de paseos, fotos y todo tranquilo, casi casi que pudimos respirar.

Y entonces, se murió David Bowie.

Y no solo la pérdida de un icono de la música mundial y todo eso que bien vale una noche en vela y mas. Pero para una (en ese entonces) estudiante de periodismo, la posibilidad de estar en el medio de la acción, donde estaba la noticia. Asi que hizo galerias de fotos, posteo en su blog y por supuesto, paso la noche en el memorial, cantando y tomando frente a la casa de Bowie.

A la mañana siguiente, tenia el vuelo a Roma.

Y “dormite unas horitas”no fue un consejo muy aceptado.

Asi, llega un texto en el medio de la noche, lo veo minutos mas tarde:

Ella: “Mama, me equivoque de aeropuerto, voy a ver si llego. Me tomo un taxi, uso tu tarjeta”.

Silencio de radio por dos horas que parecieron infinitas.

Border

Facetime.

Ella: “Aca estoy! (cara de palmada) llegue! Tienen todos caras de enojados, voy a hacer el check in y te hablo!

Silencio por una hora, eterna.

Facetime

Ella: (llorando) me tiraron el maquillaje en seguridad y el líquido de los lentes! Y no encuentro mi billetera.

Veo una mano sobre su espalda.

Yo: -“Y esa mano?”

Ella: -“Una señora que me ve llorando y me hace mimitos”. Voy a buscar la billetera.

Nota al margen: todo aeropuerto debería ofrecer los servicios de una señora que haga mimitos. Que me vienen con salon VIP o Admiral Club.

Mensaje. Ella: -“No encuentro la billetera. Apareció el pasaporte, me voy, hablamos cuando llegue a Roma”.

Silencio de par de horas, también eterno. Madre revisando ruta del avión, Roma es generalmente destino final, no hay riesgo de que se pase, pero por las dudas…

London

Ya en Roma, con Wifi, me llamo y la pude ver. Dormida y cansada, ahora tenía que esperar unas horas al vuelo de Ferrara. Madre desde New Jersey haciendo el aguante. HIja en Roma quería dormir y comer.

Mis consejos:

-Camina y quema el acohol

-Comprate una revista y practica el italiano

-Busca otros estudiantes que vayan a Ferrara

-Come algo pero no mucho para que no te caiga mal por los nervios

-Hablame, contame, decile a mamita…

Ella: No. Tengo sueño.

Largas horas hasta que tomo el avión y llego al aeropuerto más cercano, pero como el vuelo llegó atrasado, la combi se habia ido.

Texto. Ella: -Me abandonaron. Quiero volver a casa.

Ella: NO! Aca estan, alguien se quedó a esperarme. Como los quiero! Chau.

Y una se queda con el corazón compungido pero ancho, releyendo ese último mensaje.

Los pichones están fuera del nido, creciendo las plumas y volando alto.

Disfruten la vista, pajaritos. Disfruten la vista.

 

Facetime

Ya en Ferrara, donde el Facetime nos ayudo a mantener a la familia cerca.

Nota al pie: Finalmente su experiencia en Europa fue alucinante, terminamos las dos paseando  por Europa antes de volver y todos los dias recuerda algo de sus vivencias por aquellos lares. La billetera quedo en Londres y seguridad del aeropuerto la destruyo después de un tiempo. Ahora no lleva maquillaje en el bolso de mano. Porque todo se aprende, vio?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s